Mr. Trump lo hace de nuevo

junio 18, 2018

Por: Hugo Marcelo Balderrama | PhD. en Economía

El triunfo del comunismo en China en 1949 y los intereses soviéticos sobre Asia fueron el factor detonante para la Guerra de Corea. La guerra empezó en el año 1950 y terminó en el año 1953. La República de Corea tuvo el apoyo de Estados Unidos y otros países occidentales, y La República Democrática Popular de Corea fue apoyada por China y la URSS. Se estima que murieron unos 54 mil estadounidenses y 500 mil chinos; este dato la hace una de las guerras más sangrientas de la segunda mitad del siglo XX.

Han pasado 65 años desde la finalización de la guerra, y las diferencias entre ambas Coreas son más que evidentes. Mientas Corea del Sur experimentó crecimiento económico, desarrollo tecnológico y fortalecimiento de sus instituciones políticas, Corea del Norte padeció hambrunas que acabaron con 220 mil personas en la década del 90, sufre constantes sequías, no existe la propiedad privada y es gobernada por una dinastía comunista.

El 30 de diciembre de 2011, Kim Jong-un asume oficialmente la presidencia del país. Desde su llegada al poder, Kim Jong-un ha puesto al mundo en zozobra, reviviendo viejos temores. Por ejemplo, el 29 de marzo de 2013 el máximo mandatario norcoreano declaró el “Estado de guerra” a Corea del Sur, aumentando las posibilidades de una guerra nuclear debido a los bombarderos B-2 Spirit de Estados Unidos que sobrevolaron la península de Corea durante la crisis que estaba teniendo lugar en la región.

El 20 de Enero del año 2017, Donald John Trump asumió la presidencia de los EE.UU. La prensa americana y mundial veía en el excéntrico millonario un peligro para la política internacional. Euri Cabral escribió en el portal almomento.net “Trump es adefesio electoral que no tiene ninguna noción ni experiencia de Estado, al ser el presidente de la nación más armada del mundo es un peligro para la paz mundial”. Y ni hablar de las declaraciones irreproducibles de Jorge Ramos y toda la Cadena CNN. Como siempre, la prensa generó pánico gracias a sus noticias y editoriales amarillistas. Sin embargo, pese a todas las críticas y alarmismos apocalípticos, la gestión de Trump mostró ir en buen camino. En diciembre del 2017 el Senado aprobó la mayor rebaja fiscal de los últimos 30 años. Para mayo 2018 existían 230 mil nuevos empleos, la tasa de paro se había reducido a 4.1%, y alrededor de 400 millones de capitales volvieron a EE.UU.

Pero el mayor triunfo de Trump lo consiguió el pasado martes 12 de Junio. Ese “martes histórico” el presidente Trump y el líder Kim Jong-un se reunieron en la isla Sentonsa, el lugar más turístico de Singapur. La reunión significó el fin de décadas de tensiones entre ambos países. El diplomático Robert Galluci manifestó que “el acuerdo logrado es altamente favorable para ambas partes, y que los intereses de Corea del Sur, Japón y EE.UU. están garantizados”.

Al parecer, y gracias a Dios, lo único que queda por decir es “Mr. Trump lo hizo de nuevo”.

@elrepublicano80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *