Lo que funciona y lo que no en una campaña

noviembre 19, 2018

Por: Yorbis Esparragoza | Lic. en Filosofía

Una cosa es ser popular y otra es que esa simpatía se traduzca en votos. La política es una ciencia en la que se toman decisiones difíciles, todo ello amerita mucho esfuerzo para lograr el fin último: el bien común. En contiendas electorales tal vez su candidatura sea la mejor, pero si no es clara ni está correctamente comunicada, el sondeo en encuestas podría ser decepcionante y la desesperación hará de las suyas.

En la consultoría política hemos visto desde un jingle pegajoso de unos pocos minutos, que se inserta en la mente de todo un país, a un ataque homicida que pone en los titulares el nombre del candidato menos conocido, lo que despierta el interés en su propuesta. Todo se vale, pero no todo funciona.

Un candidato que no asuma la política con la formalidad que esta requiere, puede dejarse seducir con ideas alocadas para ganar popularidad, pero esa fama seguramente no se reflejará en votos. Por más millennial que parezca la propuesta, el electorado merece respeto, entonces:

  •  No funciona:
  1. Los desnudos
  2. Cantar, bailar, actuar
  3. Los disfraces son para Carnaval

El desespero es un mal consejero. A veces no hay presupuesto para pagar un consultor, pero hay tres cosas dadas por la razón y que cada día debemos poner más en práctica:

  •  Sí funciona:
  1. Sentido común
  2. Mueva emociones en sus votantes
  3. Comunique sin tecnicismos

Sabemos que los métodos deben transformarse conforme el mundo vaya cambiando, ya no nos encontramos en la política puerta a puerta sino en la 2.0. Muchas de las propuestas osadas vistas actualmente en las candidaturas buscan llamar la atención de los millennials que muestran poco interés en la política, porque los métodos “tradicionales” no son tan atractivos.

Sin embargo, el sentido común, mover emociones y comunicar claramente no fallaron ayer, ni lo harán hoy. El candidato y su equipo nunca dejarán de estudiar a su electorado para atinar en cómo hacerlo, de lo contrario estarían arando en el mar, gozando de la fama pero no haciendo la labor deseable de un candidato: ser la voz de muchos para garantizar el bienestar común.

@YorbisEP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *