¿Elecciones? Contrate a un consultor político

agosto 13, 2018

Por: Yorbis Esparragoza | Lic. en Filosofía.

En el mundo de la consultoría política cada contienda electoral es única. Podrán aplicarse estrategias que funcionan siempre a nuestro favor (con cierto margen de diferenciación, ya que hay factores como la cultura que modifican los números en las encuestas, por tan solo mencionar un ejemplo), no obstante, ningún escenario se repite. Los elementos que inciden positiva y negativamente hacen complejas las campañas electorales, y si un candidato pretende hacerse cargo de ello, porque confía mucho en su liderazgo y equipo, no tenga duda de que está destinado al fracaso. Esto no quiere decir que el liderazgo no sea importante, mantiene las fuerzas direccionadas y cohesionadas hacia el objetivo, pero no es suficiente; el candidato debe comprender la necesidad de delegar las funciones de análisis de entorno electoral, de su oponente, proyección de imagen, manejo de crisis, de medios, del discurso, etc, a expertos.

El consultor político, como buen estratega, posee la capacidad de estudiar desde afuera el campo de batalla para aplicar los correctivos y reforzar los aciertos. Agrega o quita piezas, pero lo mejor de todo es que no posee apegos emocionales con el partido o el candidato, solo hace su trabajo y se retira, por tanto, no dosificará el lenguaje en sus análisis. Algo muy característico y valioso que debe tener su consultor es: ser políticamente incorrecto. Por ejemplo, un consultor no tendrá pudor en decirle que debe dejar de fumar en público por cuestión de imagen, le importará muy poco su ansiedad, usted es un modelo a seguir y el objetivo es la victoria electoral.

Un consultor político debe estar preparado y demostrar que posee conocimientos sobre ciencias políticas, geopolítica, historia, planificación estratégica, comunicación, marketing, análisis estadístico y, especialmente, filosofía (ideal para darle norte a su proyecto político). Todo ello generará confianza en el candidato, ya que un experto llega al terreno de batalla.

Finalmente, aunque es comprensible el temor en el partido de agregar a una persona externa, el padre de la consultoría política en EE UU, Joseph Napolitan, explica que “es importante que sepan que los asesores de campaña solo quieren ayudarles a ganar las elecciones, que luego se irán y no les disputarán ningún puesto en la administración. Se trata de una ayuda, no de una amenaza. Si esto queda claro, las cosas será más fáciles” (1986).

¿Necesita un consultor en su campaña? Nosotros estamos cambiando la forma de hacer política. 

@YorbisEP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *