Conocer al electorado, el primer paso para la victoria

julio 18, 2018

Por: Yorbis Esparragoza | Lic. en Filosofía

Las campañas políticas requieren una investigación previa, es decir, nacen mucho antes de colocar una valla publicitaria con la fotografía del candidato. Para ello, el estratega y su equipo, conjuntamente con los miembros del partido, deben hacer un sondeo en el electorado meta tomando en cuenta lo siguiente:

  1. ¿Cuáles necesidades comunes se necesitan satisfacer?
  2. ¿Qué sueña y desea el ciudadano?
  3. ¿Cuáles son los sentimientos del ciudadano?
  4. ¿Cuál es el imaginario que predomina?

Responder estas preguntas es el primer paso para ingresar al campo de batalla electoral (recuérdese que el término estrategia se encuentra relacionado con las operaciones militares, ya que proviene de los vocablos griegos stratos: “ejército”, y agein: “conductor”, “guía”). La interrogante 1 nos dará a conocer los problemas que se atacarán con la futura gestión y a los que el candidato deberá hacer énfasis en sus discursos; las preguntas 2 y 3 reflejan un aspecto muy importante: la emoción; en el mundo de la consultoría se sabe que el oxígeno de la política son las emociones. Y, por último, con el imaginario sabremos las pistas para crear el plan de marketing del candidato; en un territorio campesino es muy difícil introducir la imagen de un candidato vestido de traje, tan solo por mencionar un ejemplo.

Así como se conoce al electorado, es preciso también conocer al equipo de trabajo, bien dijo Sun Tzu en El Arte de la Guerra: “Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla”.

La comunicación política está direccionada en el camino a la victoria si se realiza la investigación interna y externa. El buen estratega no trabaja a ciegas con su cliente, ya que arriesga su profesionalismo, y en el mundo de la consultoría política es muy importante ser reconocido como un ganador de batallas (así sean pocas) y no como un fanfarrón, tan lleno de clientes como de derrotas.

@YorbisEP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *