El Vaticano anuncia elecciones

agosto 7, 2017

Por: Federico Boccanera
 

El país amanece con la devolución de Antonio Ledezma a casa, y el anuncio del Vaticano pidiendo suspensión de la Constituyente, no me detendré en lo de Ledezma, porque el drama de un liderazgo sin grandeza, incapaz de estar a la altura del compromiso histórico, no me interesa, en cambio, el anuncio del jefe de la oficina central de asuntos geopolíticos de la izquierda internacional, mejor conocido como Papa Francisco, sí tiene su trascendencia.

 

Yendo al grano, el Papa está dando luz verde a un acelerón en las negociaciones entre el régimen y su oposición oficial, debidamente validada, y en estas negociaciones, falta soltar el lomito, lo más ansiado y la clave para bajar la presión ipsofacto: el anuncio de elecciones presidenciales.

 

El solo anuncio de la fecha despejaría el horizonte, alejando la tormenta, el tener una fecha de salida surtiría su efecto despresurizante, no solo sobre la oposición oficialmente validada, sino sobre el mismo Nicolás Maduro, terminando de paso de levantar la muralla que dejará fuera a los radicales de la verdadera oposición, convirtiéndolos en insurrectos perseguibles, en enemigos de la ley y el orden, en enemigos del estado.

 

Que el anuncio de elecciones presidenciales sea inminente, cuenta ya con señales poderosas; la primera, la excarcelación de Leopoldo, necesaria para los cuadres opositores cara a cara, y en conciliábulo íntimo; la segunda señal, más que obvia, es la activación frenética de la campaña presidencial de Ramos Allup, el que tenga ojos que vea.

 

¿Qué pasó con la vuelta a Ramo Verde de Leopoldo? Aquí solo resta especular, y prescindiendo en lo posible de los efectos ópticos que esta medida nos envía, puede dar lugar a muchas hipótesis, incluyendo la de un acuerdo fracasado entre opositores, el fin de la unidad, lo que explicaría la reacción de Ledezma, la huida de Lilian, y desde luego, la re-encarcelación de Leopoldo.

¿Cuándo llegará el anuncio de las presidenciales? Eso depende de muchos factores, incluyendo la no interferencia con las elecciones regionales, incluyendo, el nivel de caos necesario para que surta el máximo efecto desinflante.

 

¿Qué pasará con la Constituyente? esta no será retirada, mucho menos después de haber cedido una fecha para las presidenciales. La Constituyente seguirá su camino, la incógnita está en la velocidad con la cual se recorrerá ese camino, el cual también depende de una pugna interna dentro del estado chavista, entre extremistas y “moderados” (no, no es una pugna entre chavistas y maduristas, es una pugna por el reparto de posiciones de poder y posesiones territoriales, es una pugna entre clanes mafiosos).

 

Recuerden que la Constituyente pudiera hacer realidad muchas cosas apetecibles para cualquier micropolítico populista pro legado-de-Chávez, que lo son todos hoy en día dentro de la MUD y dentro el chavismo democrático con el cual se van a fusionar en “la nueva unidad”. No se crean mucho esos gritos de alarma, la Constituyente pudiera construir todo un parque de diversiones soñado por cada uno de ellos, el parque de diversiones de una nación de sumisos y dependientes del estado rentista.

 
@FBoccanera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *